Blog de Terapia Metabólica

ASCORBATO EN LA TERAPIA METABÓLICA DEL CÁNCER.

diciembre 21, 2016

A primera vista, pareciera que eso que llamamos cáncer no es una sola enfermedad, sino muchas. En el fondo, las diversas clases de cánceres son manifestaciones de un único trastorno fundamental, común a todas: el enorme incremento de la glucólisis (hipermetabolismo fermentativo) aún en presencia de oxígeno. Al nivel biológico más profundo, es decir, al nivel de la biología molecular de la célula, esta perturbación del metabolismo conocida como efecto Warburg ha probado ser el rasgo fenotípico universal del cáncer. Basado en estas peculiaridades bioenergéticas de los tejidos cancerosos, nuestro Centro ha sido pionero en el desarrollo de una genuina Terapia Metabólica del Cáncer (TMC). No podemos, sin embargo, explorar en el libro los fascinantes avances en la biología tumoral y la oncología integrativa. Dado que se trata de un manual práctico, abordaremos solo las propiedades anticancerosas específicas del ácido ascórbico o ascorbato y sus aplicaciones en el tratamiento integrativo del cáncer, obviando los otros aspectos, mucho más complejos, de nuestra TMC.

Comprar Libro YO C!

Hace ya décadas que se vienen acumulando evidencias clínicas de que la vitamina C tiene un fuerte y positivo efecto en las personas con cáncer. Todo investigador informado de los avances en medicina ortomolecular sabe esto perfectamente, lo cual genera un insalvable obstáculo ético a la hora de armar un grupo de control[1] para un estudio con ácido ascórbico: los investigadores no pueden, por obvias razones humanitarias, privar a un grupo de pacientes del acceso a un tratamiento sabiendo de antemano (por clara evidencia empírica) que es potencialmente beneficioso. Lo que sí han podido hacer es emplear grandes cantidades de esta efectiva e inocua substancia para tratar a sus pacientes. Veamos pues las bases y acto seguido, el formidable relato de las experiencias de Abraham Hoffer, MD.

Mucho antes de nuestros propios hallazgos e innovaciones en torno a un abordaje metabólico del cáncer con análogos estructurales de la glucosa (como el ascorbato), ya se tenía evidencia clínica de que la inyección de grandes cantidades de vitamina C era un útil e inocuo remedio para frenar las neoplasias. La siguiente lista describe algunos de los fundamentos para el uso del ácido ascórbico en el cáncer:

1. Es selectivamente tóxico para las células cancerosas.

Esto ha sido documentado con gran rigor y demostrado tanto in vitro, es decir en cultivos de laboratorio, como in vivo, en modelos animales y humanos. En nuestra opinión, fundada en una extensa experiencia clínica de más de 19,000 aplicaciones de nuestro protocolo MIVAS™, el ascorbato endovenoso efectivamente es capaz de poner en remisión e incluso eliminar totalmente varios tipos de cáncer.[2]

2. Inhibe la neo-angiogénesis, frenando el crecimiento tumoral.

Mi amiga Nina Mikirova, uno de los científicos originales del programa espacial Soyuz-Apolo, demostró que al ácido ascórbico es capaz de inhibir la angiogénesis (crecimiento de nuevos vasos sanguíneos que alimentan al tumor).[3] Este hecho es de extrema importancia y será explicado en detalle más adelante. Altas concentraciones de ácido ascórbico sensibilizan a las células cancerosas para que obedezcan las señales de células vecinas sanas y paren de replicarse. En esencia, las megadosis de ascorbato pueden llegar a inhibir el crecimiento tumoral.

3. Es un poderoso agente detoxificante.

De hecho, en dosis farmacológicas, la vitamina C es uno de los más poderosos antídotos conocidos. Irónicamente, una endovenosa de 50 gramos de ascorbato puede anular de inmediato el efecto de un tratamiento estético con botox aplicado el día anterior. En el caso del cáncer, la enorme importancia de esto estriba en que su tratamiento más común, la quimioterapia, tiene devastadores efectos sobre el paciente, lo cual limita mucho su uso terapéutico. Sin embargo, empleando el protocolo quimio-metabólico diseñado en nuestro centro, se incrementan sinérgicamente los efectos antimitóticos de la quimioterapia, a la vez que se contrarrestan sus efectos tóxicos, lo cual permite una aplicación mucho más eficaz y segura.[4] Hay creciente evidencia de que, en términos de sobrevida, envenenar sistémicamente al organismo del hospedero probablemente sea un carísimo error. Por el momento, para aquellas personas que ya han decidido someterse a la terapia con drogas duras nuestro equipo médico diseña un programa quimio-metabólico destinado a elevar el índice terapéutico de los fármacos empleados.

4. Estimula el sistema inmunológico.

Como se explicó en el capítulo anterior, el ácido ascórbico tiene un marcado efecto sobre el Sistema inmune. Esto se logra por varias vías, la más estudiada de ellas es su incremento de la capacidad fagocítica de los macrófagos y otras células defensivas de la sangre.[5]

5. Detiene la degradación del colágeno y la substancia conectiva.

La suplementación sostenida con ácido ascórbico detiene la tremenda degradación de la proteína más abundante de nuestro organismo –el colágeno- imprescindible para la integridad  y firmeza de los tejidos y de la membrana basal de los epitelios, dificultando así la metástasis o invasión tumoral.  Esto puede objetivarse rápidamente por la caída en la excreción de hidroxiprolina en orina.

6. Inhibe las MMPs (hialuronidasa) segregada por ciertos tumores.

Algunos tumores –al igual que ciertas bacterias- segregan una o varias enzimas proteolíticas de este grupo para facilitar su penetración en los tejidos circundantes. Las MMP (Matrix Metaloproteinases) son una familia de enzimas que degradan la matrix extracelular que da cohesión a los tejidos. El nombre genérico inicial que se le dio a este grupo fue “hialuronidasa”. El ácido hialurónico es importante porque confiere cohesión y unidad a los tejidos conectivos o de sostén, y cuando dicha(s) enzima(s) (en particular la MMP-9) lo disuelve la colonización invasiva del cáncer se hace más fácil.

Esta inolvidable persona, el querido doctor Abraham Hoffer, psiquiatra canadiense considerado el padre de la medicina ortomolecular, fue un pionero en la mitad del Siglo XX en el uso micronutrientes específicos para el tratamiento del cáncer. Un breve y ameno ensayo suyo inspiró a varios de nosotros, más de veinte años atrás, a investigar estas rutas. Leámoslo:  

Respuestas al tratamiento con dieta, ascorbato y otros nutrientes reportadas por varios centros.

Estos resultados no describen la respuesta a la Terapia Metabólica del Cáncer, mucho más avanzada. Como cualquier otra forma de tratamiento para el cáncer, la respuesta terapéutica fue variable en cada clínica, observándose, paradójicamente, las mejores respuestas en pacientes con enfermedad avanzada. En general, las respuestas terapéuticas son clasificadas por consenso de la siguiente manera:

-Sin respuesta detectable (muy pocos).

-Algún retardo en el crecimiento progresivo del tumor (muchos casos).

-Oncostasis o detención (considerable número).

-Regresión tumoral (pocos casos).

-Necrosis tumoral aguda (muy rara, 1 x 10,000).

Una respuesta típica al ascorbato puede describirse de la siguiente manera: aumento de la sensación de bienestar, del vigor y del índice de performance de Karnovsky, visibles en cinco o siete días. Aunque originariamente se supuso que era una respuesta puramente subjetiva, se sabe actualmente que es objetiva y que se debe a la restauración a la biosíntesis de carnitina endógena, siendo la carnitina la responsable de transportar triglicéridos a través de la membrana mitocondrial, donde son utilizados como combustible para la energía muscular.

Si hay presentes metástasis esqueléticas dolorosas, la reparación de la lesión erosiva podrá aliviar el dolor óseo, permitiendo que los opiáceos sean retirados sin síntomas de abstinencia. Las metástasis extendidas viscerales o esqueléticas están asociadas con una elevada excreción urinaria de hidroxiprolina (UHP), reflejo de la descomposición del colágeno. La terapia con ascorbato y el resto de las intervenciones metabólicas detiene la degradación de la matriz extracelular (MEC) generando una pronunciada y sostenida disminución del UHP.

Independientemente de los índices metabólicos específicos, la respuesta al tratamiento se reflejará también en cada caída del índice de sedimentación, y una caída en los títulos de cualquier marcador de proteína tumoral sérica (CEA, PSA, Ca-19.9, etc.) de estar presentes. Asimismo, los signos radiológicos de la buena respuesta obtenida incluyen una progresiva reversión de las metástasis osteolíticas de los huesos, a lesiones osteoscleróticas densas a lo largo de un período de meses. En casos favorables, la reabsorción de lesiones pleurales malignas y la reducción en el tamaño de metástasis pulmonares, hepáticas, cerebrales y mediastinales ha sido observada.

libro rutas esenciales.pngDescargar eBOOK

 Ernesto Prieto Gratacós.

 Laboratorio de Terapia Metabólica, Buenos Aires.

 Licencia Creative Commons

 Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución -NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.


REFERENCIAS:

[1] Un grupo de control es un conjunto de sujetos (en este caso pacientes con cáncer) a los que no se expone ni a la terapia que se está explorando ni a un placebo o falsa medicina. Para nuestros médicos investigadores, el grupo de control se arma espontáneamente con personas ya diagnosticadas que deciden no comenzar el programa anti-cáncer de Terapia Metabólica.

[2]  MIVAS™, es el acrónimo de: Megadose Intravenous Apoptotic System™  nombre que describe nuestro método endovenoso de abordaje del cáncer.

[3] Anti-angiogenic effect of high doses of ascorbic acid J Transl MedNina A Mikirova.

 [4] Terapia Metabólica del Cáncer. cuartavíaediciones Prieto Gratacós, E.

[5] Immune system enhancement. (Cathcart. 1981) 

Something Powerful

Tell The Reader More

The headline and subheader tells us what you're offering, and the form header closes the deal. Over here you can explain why your offer is so great it's worth filling out a form for.

Remember:

  • Bullets are great
  • For spelling out benefits and
  • Turning visitors into leads.

Subscribe to Email Updates