<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1776461829287285&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Blog de Terapia Metabólica

POTENCIA CURATIVA, MAGNITUD DEL EFECTO Y SIGNIFICACIÓN ESTADÍSTICA.

junio 14, 2019

¿Cómo se decide si un fármaco tiene realmente efecto curativo? ¿Qué miden, en definitiva, las estadísticas? Le asombrará saber que en la casi totalidad de los fármacos testeados por la industria se evalúa el efecto en los humanos con un criterio llamado “significación estadística”, que nada tiene que ver con la potencia curativa del fármaco en cuestión. Nuestro grupo utiliza sistemáticamente una métrica diferente: la MAGNITUD DEL EFECTO, una medida de la potencia terapéutica, para evaluar la eficacia de nuestras intervenciones farmacológicas sobre los pacientes. Otro tanto debería hacerse con los fármacos ofrecidos a la población.

La  magnitud del efecto (effect size) se refiere a la magnitud de la diferencia observada entre dos grupos. Sencillamente se compara el promedio o media aritmética (mu) de los resultados de una intervención realizada. Supongamos por ejemplo que dos grupos de atletas -lanzadores de jabalina- se entrenan con dos métodos totalmente diferentes. Tras seis meses de entrenamiento, el día de la prueba, tanto el grupo A como el grupo B grupo mejoraron sus marcas, pero los atletas de un grupo lanzaron en promedio 20 metros más lejos que el promedio de los lanzamientos del otro grupo. ¿Cómo determinar si un tipo de entrenamiento fue real y objetivamente más efectivo que el otro? En otras palabras, ¿Cómo saber si las diferencias observadas no se deben a la casualidad (azar)?

cosita

Para decirlo sin rodeos, son engañosos los fármacos cuyos efectos son minúsculos -y por lo tanto irrelevantes para la persona que lo toma- pero comercializados bajo la justificación de que su efecto fue “estadísticamente significativo.” Si la magnitud del efecto es minúscula, o incluso a veces nula, el efecto podrá ser estadísticamente significativo, pero humanamente insignificante. En definitiva, lo que en verdad importa de una terapia no es si tiene algún efecto en la persona, sino CUÁNTO efecto tiene en la persona.

La significación estadística es la probabilidad de que la diferencia observada entre los dos grupos se deba a la casualidad. Si el valor de P (Probabilidad) es más grande que el nivel alfa elegido (digamos 0.05), se asume que toda diferencia observada se explica por la variabilidad de la muestra. En efecto, a medida que el número de personas (N) de la muestra se incrementa, comienzan a aparecer -mágicamente- diferencias “estadísticamente significativas” ¡Sin que haya efecto positivo con potencia alguna! A menos que realmente no haya NINGÚN efecto, vale decir, que la magnitud del efecto se exactamente cero, sobre una muestra suficientemente grande -por ejemplo, 30,000 sujetos- un test estadístico invariablemente demostrará alguna diferencia significativa de algo.

Ernesto Prieto Gratacós.

Laboratorio de Terapia Metabólica, Buenos Aires.

Licencia Creative Commons  Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución -NoComercial- SinDerivar 4.0 Internacional.