Blog de Terapia Metabólica

PSEUDOMEDICINA.

5 "curas" del cáncer que nunca fueron.

noviembre 28, 2017

La historia de la Medicina, una continua evolución de ideas y tecnologías, está en verdad llena de ejemplos de nuestra humana ignorancia. Necesariamente, en nuestra búsqueda de soluciones a los problemas de salud de la especie, hemos errado numerosas veces –y de modo sostenido- con el convencimiento de estar en lo cierto. La teoría de los humores, las posesiones demoníacas, el colicus miserere y los efluvios pestilentes ocasionaban -según doctos médicos de la antigüedad- lo que hoy denominamos enfermedades internas, epilepsia, apendicitis y epidemias infecciosas. Cauterizaciones, sangrías, sanguijuelas y, más modernamente, histerectomías y lobotomías eran unánimemente aceptadas por la comunidad médica como el remedio indicado para tratar heridas, síndromes febriles, tumores, crisis “histéricas” y trastornos mentales. Nuestra situación actual no es diferente. La medicina de hoy –aun siendo inconmensurablemente superior a la de finales del siglo XX será vista desde el futuro no distante1 como lo que es: la prehistoria del Conocimiento Objetivo. Dejando de lado los fraudes deliberados, describiremos seguidamente algunas prácticas médicas alternativas muy difundidas en torno al cáncer que carecen por completo de fundamento científico.

El mito de la dieta alcalina.

Existe un recurrente mito en nuestra cultura, el de la dieta alcalina, que se basa en la falsa premisa de que el origen de las células cancerosas es la acidez de un tejido. Este origen supuestamente acídico de las células cancerosas parece tener su remoto inicio en la constatación de que el pH de los tumores es ligeramente más bajo que el del tejido normal circundante.1 Esta ligera acidez es un obvio resultado del metabolismo tumoral, no una causa. Considerar esta teoría sería como admitir que el monóxido de carbono que emana del escape de un auto es la causa del funcionamiento de su motor, cuando en realidad la causa es la ignición del combustible dentro de la cámara de combustión interna. El monóxido de carbono es la excreción que resulta de dicho proceso, no su causa.

Análogamente, es bien conocido que para obtener su energía las células de todo tipo escinden la glucosa en dos moléculas de ácido pirúvico, procediendo normalmente el piruvato a ingresar a continuación al ciclo del ácido tricarboxílico (Krebs) para su ulterior oxidación, o bien, en el caso del metabolismo tumoral, seguir otra ruta alternativa que es la fermentación: su conversión en ácido láctico. La generación de ácido láctico, producto terminal del metabolismo tumoral, explica ese ligero descenso del pH intratumoral, pero de ningún modo puede considerárselo la causa del cáncer. Si la acidez fuera la causa primaria del cáncer, bastaría entonces agregar regularmente algún ácido débil a un tejido sano en cultivo, o bien al sistema circulatorio de un animal para generar, siempre y en todos los casos, cáncer. Nada de esto sucede en realidad. Por cierto, la pueril hipótesis de la acidez deja sin explicar por qué entonces los tejidos necesariamente ácidos como el estómago (pH=2), la vagina (pH=4) o los músculos en ejercicio intenso (pH=6) no generan cáncer de manera automática y continua.2

Para hacer aún más bochornoso el asunto, adquiriendo un matiz aún más pseudocientífico, los sitios web que promueven dietas alcalinizantes citan de modo regular a Otto Warburg como fuente de este concepto. La cita –groseramente falsa ya que Warburg jamás declaró tal cosa en ningún ensayo ni libro científico-3 reza por lo común algo así: “Ninguna enfermedad, incluida el cáncer, puede suceder en un ambiente ácido…” “Otto Warburg, premio Nobel por el descubrimiento del origen del cáncer, declaró que…” (sic). Esta frase, errada en todo su largo, ilusiona a muchas personas bien intencionadas, pero irreflexivas, que se apresuran entonces a compartir en las redes sociales la extraordinaria noticia. Pretender que la acidez es la causa primaria del cáncer y, más aún, que alcalinizar o elevar el pH del organismo por medios dietéticos detendría la reproducción de las células cancerosas es una hipótesis defectuosa y sin fundamento en la práctica clínica. Además, como veremos de inmediato, para que realmente tuviera efecto terapéutico alcalinizar el tejido tumoral en humanos de modo sostenido, necesariamente hay que forzar los sistemas homeostáticos del organismo con cantidades farmacológicamente relevantes de bicarbonato.

Con cierta amargura debemos confesar que la idea de manipular de este modo el medio interno nos parece interesante desde hace ya doce años. No porque la acidez cause cáncer, sino porque existe alguna evidencia de que –al menos in vitro- la acidez de un microambiente tumoral (pHe) con células neoplásicas indiferenciadas, intensamente fermentativas, parece facilitar la degradación de la matriz extracelular.(6)

war-on-cancer-chart4.pngwar-on-cancer-chart1.png

Fig.1 CURAS MILAGROSAS QUE NUNCA FUERON. “Decada tras década, nuevos avances aparecen una y otra vez en la prensa, encendiendo la esperanza de la gente con cáncer, pero han fallado en cumplir las expectativas.” Why We're Losing The War On Cancer (And How to Win it). Clifton Leaf, FORTUNE MAGAZINE. La radioterapia, el interferón, la interleukina-2, la endostatina, y varias otras drogas quimioterapéuticas (Gleevec®, Herceptin®, Avastin®) han traído, como mucho, una fracción del beneficio que se esperaba de ellas. En el caso de la endostatina (que este autor tenía la esperanza de introducir -quince años atrás- como fármaco sinérgico de la Terapia Metabólica), anunciada con gran fanfarria por la maquinaria mediática de la industria, ha fallado miserablemente en ensayos humanos.

 

Ya habíamos tenido moderado éxito con la administración de bicarbonato de sodio oral a atletas profesionales para contrarrestar la fatiga muscular en el ejercicio intenso. Pero la biología tumoral es torcidamente distinta de la del músculo y nada en la literatura científica nos hacía suponer que tratar de este modo el cáncer –in homo- tuviera fundamento. De hecho, si bien un modelo experimental murino (cuyas serias limitaciones ya hemos descrito) ha exhibido cierto grado de control con la suplementación continua de bicarbonato de sodio. Varios modelos predictivos indican que, en las altas dosis necesarias para impactar el pH tumoral, el uso intenso de bicarbonato en pacientes humanos induciría alcalosis metabólica. Por otra parte, estudios in vivo sobre el efecto del bicarbonato de sodio han mostrado aumento del crecimiento de los tumores o aumento de la carcinogenicidad de otras substancias al tiempo que otro trabajo relacionado con el cáncer de estómago encontró un también un efecto proliferativo del NaHCO3 sobre las células de la mucosa gástrica.

Irónicamente, los alimentos propuestos por una dieta alcalinizante son mucho menos insalubres que la dieta norteamericana estándar (SAD) -cargada de azúcares, grasas trans, y decenas de aditivos y subproductos industriales- si bien incluye grandes vasos de jugos de fruta que inexorablemente agregan decenas de gramos de fructosa (fuertemente carcino-agónica). Es probable que, cuando se pueda lograr una adecuada cateterización arterial tumoral, varias intervenciones metabólicas –incluida la manipulación experimental del pHe tumoral- abrirán nuevas rutas terapéuticas. A la vez, un modo seguro y ya disponible de controlar la acidez del tejido tumoral es precisamente inhibir el metabolismo fermentativo con dieta cetogénica e inhibición competitiva y no-competitiva de la glucólisis. La terapia metabolica del cáncer deprime de inicio la producción de ácido láctico (CH3CH(OH)COOH). Así, la alcalinización exógena no será necesaria ya que ¡deprimir la fermentación del tumor deprimirá su excrecencia ácida!

A la fecha, ninguna terapia sólida existe a la fecha en ese sentido, y cualquier propuesta asistencial debe ser analizada con cautela. De hecho, nuestro equipo médico ha recibido con los años, numerosos pacientes que venían de tratarse con alguna forma de dieta alcalinizante, e incluso la inyección de una fuerte solución de bicarbonato a través de un porth-a-cat en una vena2 central, con un peligroso efecto colateral –alcalosis sistémica aguda- y ningún beneficio.

nihms762257f6.jpgblog pseudomedicina-1.jpg

Fig.2 La actividad metabólica tumoral se refleja en su microambiente con acumulación de ácido láctico, por lo que el pHe tumoral puede ser usado como biomarcador del flujo metabólico. Los cambios en la acidosis tumoral puede ser evaluada por imagenología molecular no invasiva, incluyendo: 64Cu PET, MRI hiperpolarizada y CEST MRI.

Los sistemas buffer del medio interno.

Nuestro cuerpo opera continuamente dentro de estrechos márgenes de equilibrio ácido-básico, siendo el pH fisiológico de 7,4 (oscilando apenas ±0,06). El mito de la dieta alcalina tiene dos aspectos: el primero, es que la acidez causa cáncer (lo cual es falso), y el segundo, es que cierta dieta especial puede “alcalinizar” el medio interno (lo cual es irrealizable). El pH fisiológico, la concentración de protones (H+) en nuestro medio interno, es tenazmente defendido por tres sistemas amortiguadores o tampones fisiológicos, que mantienen constante el equilibrio entre ácidos y álcalis en la sangre. Por fortuna, ninguna clase de dieta podría alcalinizar o acidificar sensiblemente el medio sanguíneo tanto como para destruir bacterias o células tumorales ya que, para lograrlo, inutilizarían a la vez cientos de biomoléculas funcionales del cuerpo. Proteínas cruciales como la mioglobina se desnaturalizarían irreversiblemente con cambios amplios de pH.

Como es sabido, existen tres clases de tampones o amortiguadores químicos: las proteínas de la sangre, el buffer fosfato (que involucra a los riñones) y el buffer de bicarbonato. Un amortiguador químico consiste en la presencia, dentro de la solución, de un ácido débil y su base conjugada. Es de este modo que dicho par en equilibrio es capaz de asimilar incrementos o decrementos de ácidos o bases a la solución, manteniendo con ello estable la concentración de protones en ese medio. Todas las perturbaciones ambientales -alimentación, ejercicio, fármacos, hiperventilación, etc.- son inmediatamente compensadas por este sistema buffer. Tanto con la dupla ácido carbónico/bicarbonato, como con la de ácido fosfórico/fosfato, los excesos de ácidos o álcalis que ingresen al medio interno serán asimilados por el buffer, y reconvertidos hacia la reserva de uno u otro compuesto de la dupla. Ej:

H2PO4- ↔ H+ + HPO4-2

Está claro entonces que, dado que los sistemas vivos no están constituidos por agua pura, sino que cuentan con una solución buffer, este amortiguador fisiológico es capaz de mantener al pH dentro de apretados márgenes. Es dicho sistema quien tiene la misión de proteger a las importantes biomoléculas, sensibles a los cambios del pH, el que hace impracticable el intento dietético de “alcalinizar” la sangre para combatir la acidez tumoral. Al mismo tiempo, los componentes y cantidades de dicha dieta –por ejemplo jugos de frutas- generan intensos picos glucémicos que sí avivan directamente el metabolismo tumoral, de lo cual hay abundante evidencia.

Incidentalmente, la dieta de los Inuit, los Yupik y los Maasai Mara, extensamente investigados desde el punto de vista médico-antropológico debido a la inexistencia de cáncer entre ellos antes de la llegada de la civilización europea, ha sido casi exclusivamente basada en carne y grasa por los últimos 40,000 años. ¡Alimentos prohibidos en la dieta alcalina!

La acidez tisular derivada de la producción de ácido láctico es un importante signo de que el metabolismo tumoral es anormal, ya que delata la naturaleza anaeróbica de la intensa glucólisis e inmediata fermentación de la glucosa por parte de las células transformadas. A fin de cuentas, es gracias al PET (Tomografía por Emisión de Positrones) que sabemos que el rasgo central o factor común de las lesiones neoplásicas es la intensa captación de glucosa o hipermetabolismo, puesto que estas captan ávidamente el radiofármaco usado: 18-fluorodeoxiglucosa. Algunas enzimas degradativas –cuyo ambiente funcional óptimo es acídico- parecieran contribuir a la progresión tumoral.

Pero, ¿es terapéuticamente explotable este hallazgo? Es posible que, si eventualmente encontramos un modo de alcalinización exógena para revertir la acidez del microambiente tumoral, cierto beneficio clínico pueda obtenerse por este medio. Sin embargo, este procedimiento deberá ser un acto médico estrechamente controlado por expertos con gran pericia técnica ya que la necesaria intensidad y duración de esta intervención farmacológica la vuelve un procedimiento de riesgo.

 

¡El cáncer NO es un hongo!

Iniciada por la provocativa pero infundada aseveración de que todos los cánceres son en realidad una reacción de defensa local al hongo Candida albicans, la teoría del “doctor bicarbonato” alcanzó alguna popularidad en el 2005 con el lanzamiento del libro Il cancro è un fungo. La rivoluzione nella cura dei tumori. Plagada de acusaciones en ambas direcciones, la relación entre la ortodoxia médica y el autor, Tullio Simoncini ha sido tumultuosa3 e improductiva. Ningun estudio experimental concreto ni documentación científica alguna ha resultado de su agitada iniciativa que, de modo familiar al de varias otras doctrinas pseudocientíficas, parece acumular teorías conspirativas y relatos anecdóticos pero no hechos concretos. En general, la metodología científica es hoy tan clara y los recursos materiales tan accesibles que no habría demasiados obstáculos para el diseño y ejecución de experimentos que revelen, de manera objetiva, la veracidad de una hipótesis tan simple. Prueba de ello es la asignación de 2 millones de dólares que el Instituto Nacional de Salud hizo al grupo de Mark Pagel (University of Arizona Cancer Center) para el desarrollo de tecnología imagenológica CEST-MRI útil en la evaluación no invasiva del pHe tumoral in vivo. Véase lo siguiente:

Evaluations of extracellular pH within in vivo tumors using acidoCEST MRI.

Liu Qi Chen, Christine M. Howison, Justin J. Jeffery, Ian F. Robey, Phillip H. Kuo, and Mark D. Pagel. Magn Reson Med

Advances in Targeting Tumor Energy Metabolism with Tumor Acidosis as a Biomarker of Drug Efficacy.

Paul J Akhenblit, Mark D Pagel. J Cancer Sci Ther

Bicarbonate increases tumor pH and inhibits spontaneous metastases.

Robey IF, Baggett BK,Kirkpatrick ND, Roe DJ, Raghunand N, Gatenby RA, Gillies RJ. Cancer Res.

 

El peligro de la amigdalina (Laetrile).

Originado probablemente de la terapia Gerson4 (que consiste en jugos de vegetales/frutas y enemas de café) este cianósido llamó la atención de los médicos alternativos por décadas. La amigdalina recibe ese nombre porque está presente en las semillas del albaricoque y es también nombrada laetrile o “vitamina B-17”. Si bien menos cuestionado que el infame krebiozen, la amigdalina no ha sido menos polémica. Poseedora de modestos efectos apoptóticos in vitro.

la amigdalina introduce un alarmante nivel de cianuro en el plasma, siendo su poder como veneno respiratorio mitocondrial el responsable de la apoptosis en cultivos celulares. El argumento de que el veneno semisintético laetrile, pariente artificial de la amigdalina, tiene efectos beneficiosos en pacientes con cáncer no está corroborado por datos clínicos sólidos. De acuerdo con una exahustiva revisión de las bases de datos (Cochrane Database Systematic Review) existe considerable riesgo de serios efectos adversos por envenenamiento con cianuro proveniente del laetrile o la amigdalina, siendo su relación riesgo/beneficio inequívocamente negativa.

 

Gorgojos vivos, a la mesa.

Esta peculiar pseudomedicina, cuyo origen parece ser sudamericano, sostiene que al momento de su muerte en el estómago humano, el gorgojo emite una substancia con propiedades analgésicas y curativas. La popular cura del “gorgojo chino” –Palembus dermestoides- en verdad un escarabajo de uso tradicional en varias medicinas folclóricas, carece de validación, existiendo apenas 5 artículos científicos relacionados a este coleóptero, ninguno de los cuales hace referencia al cáncer, y sí una caución: “Se encontró también, por medio de estudios experimentales, que la ingestión de gorgojos vivos (P.U. dermestoides) representa un potencial riesgo público dado que los insectos pueden servir de hospederos al parásito humano Hymenolepsis diminuta. Varios otras toxinas animales han sido consideradas como drogas oncológicas, sin mérito documentado.

 

La Neo Medicina Germánica.

La Neo Medicina Germánica fue una propuesta del recientemente fallecido Ryke Geerd Hammer, que interpreta al cáncer como el resultado directo de un trauma emocional del sujeto. En esta teoría, la localización específica del tumor depende de la clase de conflicto emocional que se experimente (por ejemplo, conflictos con los hijos producen tumores de los órganos reproductivos y/o las mamas), siendo la curación imposible sin la previa resolución del conflicto. En este punto, el método terapéutico concreto consiste en la búsqueda del conflicto psicológico y su resolución como instrumento único, siendo toda otra forma de terapia no solo innecesaria sino entorpecedora.

Hammer postuló cinco dogmas inmutables, denominadas las cinco leyes biológicas, notablemente contrapuestas con la actual comprensión científica de la Fisiopatología, la Microbiología y la Biología evolutiva (lo cual no las hace necesariamente erróneas, aunque si "indigestas").) La primera de estas (La ley de Hierro) dicta que las enfermedades se originan en un shock psicológico que el individuo experimenta como difícil, agudo, dramático y alienante. El conflicto, se manifiesta en un foco de actividad cerebral que podría ser visto en la tomografía computada (CT scan) como un conjunto de anillos concéntricos, denominados -por él- focos de Hammer, y que corresponden a la localización de la enfermedad en el cuerpo. Estos hallazgos imagenológicos no han podido verificarse nunca, y no existen evidencias de resultados terapéuticos objetivos.

Conteniendo algunas nociones teóricas que sin duda sería útil considerar, la propuesta de la Nueva Medicina Germánica nunca produjo datos clínicos ni científicos documentados. Tristemente, Hammer promovió este método como una alternativa “germánica” a la medicina oficial que, según sus declaraciones, está regida por el poder sionista y es parte de una conspiración judía para diezmar a la población de gentiles (goyim). Este argumento tiene su origen antisemita en el Neue Deutsche Heilkunde propagandizado en la Alemania nazi. Hammer aclara además que la quimioterapia y la morfina son usadas para asesinar en masa a la civilización occidental, siendo que tales tratamientos no se utilizan en Israel donde, según él, prácticamente ninguna persona5 muere de cáncer.

 

Ernesto Prieto Gratacós.

Laboratorio de Terapia Metabólica, Buenos Aires.

 Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución -NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

 

REFERENCIAS

 - In vivo imaging of extracellular pH using 1H MRSI. Sluis, R.; Bhujwalla, Z.; Raghunand, N; Ballesteros, P; Magnetic Resonance in Medicine.
- Skeletal muscle metabolic and ionic adaptations during intense exercise following sprint training in humans. J. Appl. Physiol.
- The metabolism of tumors. Warburg, O.H. Kaiser Wilhelm Institute for Biology.
426
- Acidity Generated by the Tumor Microenvironment Drives Local Invasion. CANCER RESEARCH.
- Acidic extracellular microenvironment and cancer, Cancer Cell Inernational.
- Studies of the acid-base condition of blood. Physiological changes in acid-base condition throughout the day. G. Cullen & I. Earle.
- Terapia Metabólica del Cáncer. Prieto Gratacós, E. Cuartavía Ediciones.
- CÁNCER & CIVILIZACIÓN. En Busca de la Salud Perdida. Prieto Gratacós
- PRINCIPLES AND PRACTICE of ONCOLOGY. DeVita, V.
- pH Control Mechanisms of tumor Survival and Growth. Journal of Cell Physiology. Cancer & Civilizacion
- International Agency for Cancer Research (IARC). CANCERMondial http://www-dep.iarc.fr/
- Cáncer & Civilización. En Busca de la Salud Perdida.
- Principles of Biochemistry. Lehninger, Nelson & Cox
- On the origin of cancer cells. Otto H. Warburg
-Orthomolecular psychiatry. Varying the concentrations of substances normally present in the human body may control mental disease. Pauling, L. C.
- Zinc, An Essential Trace Element. (Trivers E.R.) Commitee for World Health 1991.
- Health, Disease and the Enviroment. (Foster, H.F.) CRC Press 1992.
- Healing Cancer. (Hoffer,H. Pauling, LC)
- Hystochemical determinations of copper, zinc and iron in pigmented nevi and melanoma. (Bedrick, A.E., Ramasamy, G.,) American Journal Dermopathol (1991).
- Serum tyrtace elements and Cu/Zn ratio in breast cancer patients. (Gupta, S.K.) Journal of Surgical Oncology.
- Nutrition and cancer. (Prasad, K.N.)1984-85 Yearbook of Nutritional Medicine.
- Serum trace elements and Cu/Zn ratio in breast cancer patients Sanjeev K. Gupta, MS *, Vijay K. Shukla, MCh, Madho P. Vaidya, FRCS, Salil K. Roy, FRCS, Saroj Gupta, PhDDepartment of Surgery, Institute of Medical Sciences, Banaras Hindu University, Varanasi, India
- Analysis of serum copper and zinc concentrations in cancer patients M. Zowczak, M. Iskra, L. Torliński. Clinical Biochemistry
- Studies of a mammalian enzyme system for producing evolutionary evidence in Man. (STONE, I.) Amer. J. Phys. Anthrop.
- Hypoascorbemia, the genetic disease causing the human requirement for exogenous ascorbic acid. (STONE, I.) Pers. Biol. Med.
- The early relatives of man. SIMONS, E. L.:. Sc. Amer.
- The Healing Factor. “Vitamin C” Against Disease. STONE, I.: Grosset & Dunlap, Inc., New York
- Evolution and the need for ascorbic acid. PAULING, L. Proc. Nat. Acad.
- Alpha Lipoic Acid: Its Role in Human Health. (Bahagavan, H.) 2005.
- Alpha-Lipoic acid as a biological antioxidant (Packer L, Witt EH, and Tritschler HJ) Free Radic Biol Med
- Dehydrolipoic acid- a universal antioxidant both in the membrane and in the aqueous phase. Reduction of peroxyl, ascorbyl and chromanoxyl radicals. (Kagan, Shvedova, Serbinova y col.) Biochem Pharmacol, 1992.
- Fas-mediated apoptosis of human T cells: intracellular events and potentiaton by redox-active alpha-lipoic acid. (Sen, Roy, Parker) Cell death differentiation
- Differential effect of alpha lipoic acid on healthy peripheral blood lymphocytes and leukemic cells. Mikirova, Jackson, Riordan.
- Fas-mediated apoptosis of human T cells: intracellular events and potentiaton by redox-active alpha-lipoic acid. (Sen, Roy, Parker) Cell death differentiation
- Mercury toxicity and antioxidants: role of G lutathione and lipoic-acid in heavy metal poisoning. (Patric, L) Alternative Medicine Review
- Holick MF. High prevalence of vitamin D inadequacy and implications for health. Mayo Clin Proc.
- Sun exposure and cancer survival in Norway: changes in the risk of death with season of diagnosis and latitude. Porojnicu AC, Dahlback A, Moan J. Adv Exp Med Biol.
- The epidemiology of vitamin D and colorectal cancer: recent findings. Giovannucci E. Curr Opin Gastroenterol. 2006 Jan;22(1):24-9.
- Addressing the health benefits and risks, involving vitamin D or skin cancer, of increased sun exposure. Moan J, et al Proceedings of the National Academy of Sciences
- Sun exposure, vitamin D receptor gene polymorphisms, and risk of advanced prostate cancer. John EM, Schwartz GG, Koo J, Van Den BD, Ingles SA. Cancer Res.
- The association of calcium and vitamin D with risk of colorectal adenomas. Hartman TJ, Albert PS, Snyder K, et al. J Nutr. 2005 Feb;135(2):252-9.
- Plasma 25-hydroxyvitamin D and 1,25-dihydroxyvitamin D and risk of breast cancer. Bertone-Johnson ER, Chen WY, Holick MF, et al. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2005 Aug;14(8):1991-7.
- Vitamin D and disease prevention with special reference to cardiovascular disease. Zittermann A. Prog Biophys Mol Biol. 2006 Sep;92(1):39-48
- -Tocopheryl Succinate, the Most Effective Form of Vitamin E for Adjuvant Cancer Treatment: A Review Kedar N. Prasad, PhD, Bipin Kumar, MD, Xiang-Dong Yan, MD, Amy J. Hanson, MS and William C. Cole Department of Radiology, University of Colorado Health Sciences
- Lipoprotein-associated α-tocopheryl-succinate inhibits cell growth and induces apoptosis in human MCF-7 and HBL-100 breast cancer cells P. Pussinen, H. Lindner, O. Glatter, H. Reicher, G. Kostner, A. Wintersperger. Institute of Medical Biochemistry
- LIFE EXTENSION: A Practical, Scientific Approach. (Pearson, D. Shaw, Sandy. 1982)
- Cancer prevention by natural carotenoids. Hoyoku Nishino, Harukuni Tokuda. BIOFACTORS IOS Press
- Future directions for cancer prevention Kobayashi, H European Journal of Cancer Prevention
- Niacin, Nutrition, ADP-Ribosylation and Cancer. Jacobson and Jacobson.
427
- The vitamin nicotinamide: translating nutrition into clinical care. Maiese K, Chong ZZ, Hou J, Shang YC. Division of Cellular and Molecular Cerebral Ischemia, Wayne State University School of Medicine
- Apoptosis Induced by Niacin-related Compounds in HL-60 Cells. Ogata, S. Laboratory of Biological Chemistry, Mie University.
- Nutritional Factors Affecting the Activity of Liver Nicotinamide Methyltransferase and Urinary Excretion of N1-Methylnicotinamide in Rats Katsumi SHIBATA Food and Nutrition Laboratories, Teikoku Women’s University.
- Nutritional Factors Affecting the Activity of Liver Nicotinamide Methyltransferase in rats.
- The Stress of my Life. (Hans Selye)
- BioRegeneración: Sexo, Nutrición y Entrenamiento para la Longevidad.
- On the Nature of the Function Expressive of the Law of Human Mortality, and on a New Mode of Determining the Value of Life Contingencies. Philosophical Transactions of the Royal Society of London
- Nutrition and orthomolecular supplementation in lung cancer patients. Campos D, Austerlitz C, Allison RR, Póvoa H, Sibata C.
The Brody School of Medicine, East Carolina University, Greenville
- Cancer incidence in Israeli Jewish survivors of World War II. Keinan-Boker L, Vin-Raviv N, Liphshitz I, Linn S, Barchana M. J Natl Cancer Inst.
- The Selfish Gene. (Richard Dawkins).
- Folic acid deficiency and cancer: mechanisms of DNA instability.
Susan J Duthie Division of Micronutrients and Lipid Metabolism, Rowett Research Institute.
- The effect of folic acid supplementation on the risk for cancer or dysplasia in ulcerative colitis Gastroenterology. B. Lashner.
- Effects of Dietary Folate on Ulcerative Colitis-Associated Colorectal Carcinogenesis in the Interleukin 2- and β2-Microglobulin-deficient Mice. Julie Carrier, Alan Medline, Kyoung-Jin Sohn, Monica Choi
- New treatments for advanced and metastatic colorectal cancer - clinical applications Experimental and clinical pharmacology. Stephen Clarke, Associate Professor, Senior Staff Specialist in Medical Oncology, Central Sydney Area Health Service, Sydney.
- Alterations in DNA methylation: a fundamental aspect of neoplasia. Baylin SB, Herman JG, Graff JR, Vertino. Adv. Cancer Res.
- DNA hypomethylation leads to elevated mutation rates. Chen RZ, Pettersson U, Beard C, Jackson-Grusby L, Jaenisch R Nature.
- Partial and complete regression of breast cancer in patients in relation to dosage of coenzyme Q10. Biochem Biophys Res.
- Relationship between nutritional intervention and quality of life in cancer patients. Mª Marín Caro, A. Laviano, MD, C. Pichard, MD, PhD* y C. Gómez Candela, MD, PhD Nutrición Clínica. Hospital Universitario de Ginebra. Suiza.
- Clinical outcome of critically ill patients given glutamine-supplemented enteral nutrition. Jones, C. Nutrition.
- Randomized clinical outcome study of critically ill patients given glutamine-supplemented enteral nutrition. Jones, C. Nutrition
- Is Glutamine Effective in Enhancing Host Immune Response to Tumors? V. Suzanne Klimberg Dep. of Surgery, University of Arkansas.
- Effect of dietary glutamine on tumor glutathione levels and apoptosis-related proteins in DMBA-induced breast cancer of rats. Todorova VK, Harms SA, Kaufmann Y, Luo S, Luo KQ, Babb K, Klimberg VS. Breast Cancer Res Treat.
- Oral glutamine to alleviate radiation-induced oral mucositis: a pilot randomized trial. International Journal of Radiation E.Huang,
- http://www.thepaleodiet.com/nutritional_tools/fats.shtml
- Docosahexaenoic acid (dha): a nutritional view for the prevention of alzheimer’s disease Rodrigo Valenzuela B. (1), Karla Bascuñan G. (1), Alfonso Valenzuela B. (2) Escuela de Nutrición y Dietética, Facultad de Medicina Universidad de Chile.
- Disease Prevention and Treatment. LEF Media
- Melatonin makes splenectomy unnecessary in two patients with idiopathic thrombocytopenic purpura refractory to corticosteroids. Todisco, M. J Pineal Res.
- The green tea polyphenol, epigallocatechin-3-gallate inhibits telomerase and induces apoptosis in drug-resistant lung cancer cells. Sadava D, Whitlock E, Kane SE. Biochem Biophys Res Commun.
- Inhibition of inducible nitric oxide synthase gene expression and enzyme activity by epigallocatechin gallate, a natural product from green tea.Chan MM, Fong D, Ho CT, Huang HI.Biochem Pharmacol.
- A novel prodrug of the green tea polyphenol (-)-epigallocatechin-3-gallate as a potential anticancer agent Cancer Res. Landis-Piwowar KR, Huo C, Chen D, Milacic V, Shi G, Chan TH, Dou QP.
- Ginger--an herbal medicinal product with broad anti-inflammatory actions. Grzanna R, Lindmark L, Frondoza CG. J Med Food.
- Rath M and Pauling L Solution to the puzzle of human cardiovascular disease: its primary cause is ascorbate deficiency leading to the deposition of lipoprotein (a) and fibrinogen/fibrin in the vascular wall. Journal of Orthomolecular Med
- A unified theory of human cardiovascular disease leading the way to abolition of this disease as a cause for human mortality. Rath M and Pauling L Journal of Orthomolecular Med
- Rath M and Pauling L Hypothesis: Lipoprotein(a) is a surrogate for ascorbate Proc Nat Acad of Sciences. Rath M and Pauling L
- Immunological evidence for the accumulation of lipoprotein(a) in the atherosclerotic lesion of the hypoascorbemic guinea pig. Proceeding of the National Academy of Sciences
- Case report: lysine/ascorbate-related amelioration of angina pectoris. Pauling, L (1991). J. Orthomolecular Medicine
- Cancer: Disease of Civilization? Vilhjalmur Stefansson.
- Clinical Procedures in Treating Terminally Ill Cancer Patients with Vitamin C. Abram Hoffer, M.D., Ph.DJournal of Orthomolecular Medicine, Vol. 6 Number 3 &4 1991.

 

[1] Según nuestros cálculos (fundamentados en el ritmo de crecimiento de la información científica, la solicitud de patentes a nivel global, la Ley de Moore, y la tasa general de innovación en todas las áreas del conocimiento, las comunicaciones, la pedagogia y la industria) ese fecha es ~ 2070.


[2] Un caso especialmente cruel de esta clase de estafa llegó a nuestro servicio tras dejar un consultorio underground en las afueras de Roma, donde le conectaron sendos portales en las “arterias femorales” que, explicó un experto, irrigan directamente la próstata, lo que permitiría tratar eficazmente el órgano con bicarbonato endovenoso. Por supuesto que las arterias femorales no irrigan en absoluto la próstata –es la arteria vesical inferior la que lo hace- y los portales en cuestión estaban colocados en… ¡Las venas femorales! Tras su colocación, una inyección especial (diclofenaco/dexametasona, que da siempre inmediato calor en la zona perineal) se utilizó como “demostración” de que la cateterización arterial había sido exitosa.

[3] Convicto por el tribunal de Roma por los cargos de fraude y homicidio culposo, despojado de su licencia para ejercer la medicina y repudiado en varios sitios de Europa, el ex-médico parece dedicar todo su tiempo a nuevos escándalos en lugar de a la investigación concreta. “Medico condannato: omicidio colposo.” (21 Mayo 2006) Lavinia, Gianvito. Corriere della Sera

[4] Max Gerson (1881-1959), en nuestra opinión un honesto y esforzado terapéuta, construyó un método de tratamiento que probablemente fuera mejor que los tratamientos de la época (1930-1950), en la cual –de acuerdo con el principio de análisis bioestadístico de Hardin Jones el determinante primario de la mortalidad es la biología tumoral. Su método siguió siendo divulgado tras su muerte por su hija, Charlotte, pero sin resultados concretos. (A CANCER THERAPY, Results in 50 cases.)


[5] Hammer promovió la idea de que la mayoría de los oncólogos son judíos, y que “ningún miembro de esa religión es tratado en Alemania con quimioterapia.” De acuerdo a el, las agujas hipodérmicas , abbocath, etc. usadas en la quimioterapia y las vacunaciones masivas sirven para introducir microchips venenosos que pueden activarse satelitalmente para asesinar de modo remoto y selectivamente a los pacientes.

[6] Su licencia médica le fue retirada en 1986, sentencia que se reconfirmó en 2003. Varios médicos españoles lo juzgan responsable de decenas de muertes que hubieran podido evitarse.

Something Powerful

Tell The Reader More

The headline and subheader tells us what you're offering, and the form header closes the deal. Over here you can explain why your offer is so great it's worth filling out a form for.

Remember:

  • Bullets are great
  • For spelling out benefits and
  • Turning visitors into leads.

Subscribe to Email Updates

Recent Posts